¿Qué sabes de la maquinaria de corte cárnica?

¿Qué sabes de la maquinaria de corte cárnica?

La maquinaria de corte cárnica tiene una importancia mucho mayor de la que podamos llegar a pensar. De hecho, en muchas ocasiones seguro que la habrás visto en los supermercados o carnicerías, pero ¿te has parado a pensar la relevancia real de estos aparatos?

La maquinaria de corte cárnica

Cuando hablamos de máquinas de corte de carne tenemos que diferenciar los distintos usos que les damos a la misma, pues existen diferentes máquinas para ello, en función del tamaño del alimento a cortar. De esta forma, diferenciamos entre las máquinas que podemos encontrar máquinas en supermercados y carnicerías para el despiece de pequeños alimentos, mientras que las máquinas de las grandes superficies disponen de cuchillas con más fuerza para seccionar piezas más grandes.

Estas máquinas están hechas de acero inoxidable, lo que mejora las prestaciones de la misma y ayuda a su limpieza, pues no debemos olvidar que siempre que trabajamos con estas máquinas deben tener la suficiente pulcritud para cortar alimentos que posteriormente vamos a comernos. Igualmente, el mantenimiento reside en la vigilancia de que no queden trozos entre las cuchillas o que cortemos un hueso y podamos dañar la cuchilla.

En cuanto a su origen, estas máquinas comenzaron a usarse a finales del Siglo XX, siendo todo un avance para la época. Igualmente, la evolución ha permitido que cada vez tengan más funciones, así como su uso sea más sencillo y menos peligroso para el profesional. Y respecto a su funcionamiento, es bien sencillo pues dispone de un botón para iniciar el corte y basta con elegir el modo del corte y pasar el alimento por la cuchilla, saliendo el alimento ya troceado por el lado contrario.

En definitiva, la maquinaria de corte cárnica ha llevado a que la industria de la alimentación siga creciendo y avanzando, así como reduciendo los riesgos de corte para el profesional.